Un recorrido "Por Colombia"

 

Creemos que cada región tiene su historia y sus riquezas, que se tejen a través de oficios, materiales, costumbres y artesanías. Por eso queremos hacer una pausa y darle paso a "Por Colombia", un camino que hemos recorrido a través de los años en el cual hemos forjado relaciones con comunidades artesanas para seguir promoviendo un propósito de diseño artesanal.

Por Colombia es un recorrido por los colores de Santander, los hilos de San Jacinto en Bolívar, las fibras de Sucre, la madera tallada del Chocó, (Acá podemos agregar más) que hoy nos invitan a aportar un granito de arena y exaltar las manos de estos territorios, que crean historias y nos muestran la máxima expresión de cultura, esa que queremos preservar e impulsar.

Es una puerta al interior para reconocer nuestra riqueza como país, nuestros recursos naturales, la belleza geográfica y diversidad de ecosistemas que aportan en cada región la materia prima y la tradición heredada de generación en generación que hacen posible la elaboración de piezas únicas.

Más allá de lo funcional, las artesanías generan emociones, nos hacen participes de historias y generan un dialogo alrededor del diseño. En 902 reconocemos el valor de este trabajo, incluso consideramos que no es solo un objeto sino un significado de una realidad transformada que puede habitar en cualquier espacio, en los hogares, proyectos comerciales e incluso en cualquier parte del mundo transmitiendo estética, diseño y tradición.

Es también un homenaje a los artesanos, creativos innatos que narran historias a través de piezas creadas con sus manos y que se han valido de sus saberes u oficios para generar ingresos y aportar identidad al país. Llegar a ellos ha sido un camino que se ha podido lograr gracias a la labor de Artesanías de Colombia, que se ha preocupado por incrementar la participación de los artesanos en el sector productivo nacional y ha implementado una serie de recursos para llegar a diferentes comunidades y así ampliar la cadena con un sentido social.

La esencia de los oficios.

Los oficios artesanales son especializaciones en el saber, en el cual el recurso material de cada región, sus instrumentos y técnicas permiten la diferenciación entre ellos. 

Cestería, de fibras a canastos.

Canastos, floreros, fruteros y bolsos son los objetos que se elaboran a partir del oficio de la cestería, un trabajo que se caracteriza por el uso de fibras duras para elaborar objetos utilitarios que milenariamente las personas han usado en su vida diaria como en sus actividades de producción y ahora como objetos decorativos.

Nuestro recomendado con los canastos es ubicarlos en diferentes ambientes: en la sala, en la habitación, al lado del sofá o con una planta en un rincón especial. Puedes encontrar objetos como lámparas y canastos elaborados de palma de seje de la región de Ayapel, canastos tejidos de fibra de iraca de Nariño y Córdoba, fibra de palma sará de Magangué, guarumo y cumaré con técnica de enrollado del Caquetá, y fibras más duras como la guadua con canastos provenientes del Quindío. 

Tejeduría, entrelazando hilos y fibras.

Se tejen saberes, en un vaivén de la mano con el hilo, combinando colores, texturas y fibras a través del entrecruzamiento de hilos flexibles ya sea sencillo, con trama y urdimbre. Este es el caso de San Jacinto, Bolívar, una comunidad reconocida por la tejeduría en telar, especialmente de hamacas representando la artesanía en una tradición textil. Allí se vive esta tradición por alrededor de 500 años que se ha transmitido de generación en generación proveniente de los indígenas Zenú.

Al igual que San Jacinto, este oficio lo hemos podido encontrar en Duitama y Santander. En nuestro showroom puedes encontrar cojines mantas y hamacas tejidas que son recuerdos de nuestros recorridos por estas diferentes regiones.

Alfarería, el oficio de crear con las manos y el barro.

Son de alfarería las vasijas, los cuencos, las tazas, los platos; elaborados de un material rústico como el barro al cual se le da forma con las manos o con moldes, seguido del toque de calor en un horno y si es el caso, darle color o esmaltarlo para posteriormente ser llamado cerámica. La alfarería, más que un oficio es el don de convertir parte de la tierra y agua en objetos utilitarios llenos de conexión y tradición.

La talla de madera, un proceso transformador.

La selección de la madera, el corte básico en bruto, el desgaste, pulir e incluso darle textura u otro color. Es un camino que tiene como final la elaboración de objetos únicos y como toda artesanía, tiene componentes artísticos en los cuales el tallador deja marcas o cicatrices en un material que ya existe para convertirlo en un objeto con más valor.

Te invitamos a recorrer este camino con nosotros a través de objetos cargados de historia, a que descubras la otra cara del diseño, como el puente para que la artesanía comunique el valor agregado que de por sí ya tiene, a que conozcas las maravillas que tenemos como país y los diferentes oficios que han preservado un legado y que nos hace cada vez más colombianos.


Compartir esta publicación


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados